Fernando Niembro y Mariano Closs

¿El periodismo es “objetivo, veraz e imparcial”, según Fernando Niembro?

Después de lo que vi y escuché el pasado miércoles 24 en la televisión durante el partido y la premiación al campeón de la Copa Libertadores 2013, Atlético Mineiro, nunca antes he tenido tanta certeza de la mentira que conlleva aquella vieja máxima de antiguos textos académicos y de veteranos de las salas de redacción.

Es el resultado de la manera con la que los consagrados comentaristas argentinos del canal Fox Sports, al mando del internacionalmente idolatrado Fernando Niembro, convirtieron el periodismo deportivo en periodismo visceral.

Quizás con mayor frustración que la que habrán sentido los jugadores del Olimpia paraguayo al perder una final que la tenían casi en el bolsillo, el equipo de Fox Sports (que afrontó su trabajo con creciente parcialidad) cayó en una forma de periodismo que atenta contra la esencia del oficio.

Por la forma en la que hablaba y las opiniones que vertía, Niembro pareció haber perdido la sensatez y haber olvidado, entre muchos otros principios, que el periodismo se basa en contar lo que pasa y no en lo que los hinchas quisieran que pasara.

Fox Sports no fue –al menos este miércoles- un medio de información sino un medio de contrapropaganda para desvalorizar la victoria del Atlético Mineiro desde la mismísima “previa” (concepto descubierto por los foxistas e imitado, sin beneficio de inventario, por nuestros periodistas deportivos).

Las luminarias de Fox Sports, periodistas de larga experiencia, desnudaron todas sus debilidades en los momentos clave del encuentro, en la definición por penales y en los festejos por la obtención de la Copa.

Mientras los televidentes observábamos que en el primer tiempo hubo jugadas de mucho peligro en ambas áreas chicas y fuimos testigos de la presión (desordenada, eso sí) que ejerció el Mineiro, para los expertos de Fox Sports lo único importante del primer tiempo fue la jugada en la que un futbolista de Olimpia perdió “la más clara oportunidad de hacer un gol”.

Curiosamente, cuando el resultado ya era irreversible y se alistaba el escenario para la premiación, los famosos reporteros en cancha de Fox Sports no entrevistaron a los triunfadores, sino a los perdedores.

Y, curiosamente también,  criticaron al árbitro (supuesto cómplice por haber permitido que el arquero se adelantara para tapar el primer penal), al arquero campeón (presunto culpable de que Fox Sports, perdón, Olimpia, no haya ganado el partido) y a Ronaldinho, este sí, una estrella de verdad por su humildad, su modestia y su sencilla manera de decir, sin rubor alguno y con una sonrisa serena, que el mejor jugador del mundo es Lionel Messi.

Pero ni eso (la alabanza al compatriota de Fernando Niembro) sirvió.

El llanto virtual de las estrellas de Fox Sports solamente terminó cuando acabó la transmisión.

Aunque muchas veces ha sido evidente la línea editorial de Fox Sports poco amable con el fútbol brasileño, esta vez la actitud de hinchas resentidos que exhibieron los famosos comentaristas mostró que cuando el periodismo se pone la camiseta de forma tan obvia simplemente no es periodismo y no es objetivo, ni veraz ni imparcial…

Apenas llega a ser expresión de la más profunda amargura de una barra brava.

_____________________

Señor Rubén Darío Buitrón:

Muy acertado su comentario. Había la necesidad de que una persona publica como Ud. lo señalara tengo mucho tiempo escribiendo a Fox expresando lo mismo, pero la soberbia argentina puede más.

No son profesionales y públicamente alimentan el odio hacia los hermanos brasileños, fomentando así más barras delincuenciales como las llamadas barras bravas.

Saludos,

Wagner López

_______________________

Ver también: http://www.rpp.com.pe/2013-07-25-fernando-niembro-genero-repudio-de-hinchas-por-frases-contra-ronaldinho-noticia_616594.html