censura rodas
Francisco Herrera quedará en la historia contemporánea como el periodista quiteño que fue víctima de la primera censura de un alcalde que ganó las elecciones con la bandera de la lucha por las libertades y se estrenó con una censura. Pero también como el primer periodista quiteño que tuvo el más alto gesto de dignidad frente al atropello y al abuso.
Herrera, además de periodista, abogado y cronista, es el director de la primera iniciativa digital-informativa que se produjo en el país hace una década: el portal de noticias Ecuador Inmediato.
Como parte de este trabajo, siempre innovador, Herrera decidió crear el espacio radial El poder de la palabra, un programa en el que entrevista a los principales actores de la noticia sin ningún sesgo: por sus micrófonos han pasado y pasan personajes de toda ideología, de todo partido, de toda tendencia, de toda actividad política, económica y social.
El programa radial se retransmite en decenas de radios en el todo el país, entre ellas las frecuencias municipales en AM y FM que maneja el Cabildo quiteño.
Este 19 de mayo, sin embargo, el programa El poder de la palabra ya no se escuchó en las radios municipales. Hubo, sin duda, censura previa, un acto estrictamente prohibido por la Ley de Comunicación en vigencia.
Pero lo más extraordinario de este hecho es que Herrera, a diferencia de grandes dueños de medios que se aterrorizan ante lo que hacen y ante la idea de que se afecten sus bolsillos, ha tenido la enorme dignidad de decirle al alcalde Mauricio Rodas que ya no le devuelva el espacio y que se reserva el derecho a seguir un proceso judicial (hay un contrato firmado entre el Municipio y Ecuador Inmediato en vigencia hasta diciembre de este año).
Porque el nuevo alcalde, acosado por la escasa crítica que recibió (ya vamos a analizar aquello de la “escasa crítica”) se apresuró a publicar un comunicado en el que decía que lo ocurrido se debió a “un error administrativo”, pidió disculpas a Herrera y trató de justificar una decisión que atenta en forma grave contra lo que el propio Rodas ha venido defendiendo incluso desde que fuera candidato presidencial hace dos años y candidato ganador de la Alcaldía hace dos meses: la libertad de expresión.
La noble y valiente actitud de Francisco Herrera contrasta (a eso nos referimos con la “escasa crítica”) con el silencio de los grandes medios de comunicación privados, con el silencio de la Asociación Ecuatoriana de Periódicos, AEDEP, gremio de los dueños de los medios y justo el que tanto dice defender la (¿su?) libertad de expresión y que esta vez, en otro acto de censura previa y de arrogancia, no publicó la noticia en ninguno de esos medios.
Y con el silencio de los gremios periodísticos (la Unión Nacional de Periodistas, por ejemplo, cuyo presidente, Vicente Ordóñez, empleado del diario El Universo, ya ejerce el cargo por tres periodos seguidos, sin ningún resultado positivo para el periodismo ecuatoriano y sin que nadie lo critique por su larga permanencia en el poder).
Y con el silencio de la mayoría de organizaciones no gubernamentales que en otras circunstancias están muy atentas para denunciar los atentados a la libertad de expresión o a los periodistas.
Ecuador Inmediato, me consta, es el referente cotidiano de todos los reporteros y periodistas en las salas de redacción. Su portal es el más consultado por ellos para mantenerse informados.
Y, sin embargo, ninguno de ellos tuvo siquiera la actitud digna o caballerosa de llamar o enviar un mensaje para Francisco, por miedo a sus patrones, los dueños de los medios de comunicación privados, los más grandes censuradores en el Ecuador a sus propios periodistas y a los temas que sus intereses económicos pueden verse afectados.

En un comunicado que aparece en el portal de Ecuador Inmediato, Francisco Herrera Aráuz, en su condición de representante de Ecuadorinmediato.com y director del medio, solicitó que no se mal utilice el reclamo frente al Municipio de Quito por la prohibición de la retransmisión del programa El Poder de la Palabra en las radios de propiedad del cabildo quiteño.
“Nuestro reclamo es particular, en defensa de nuestros intereses, y en esa condición dimos a conocer como denuncia a toda la comunidad nacional”, ha dicho.
“No hemos nombrado a nadie ni hemos pedido defensa alguna, a fin de no generar que surjan elementos que traten de utilizar nuestro reclamo en forma indebida. Nuestra situación, si bien es un tema grave que afecta a las libertades de la prensa y la democracia, y que está a debate en la comunidad toda, el mismo debe darse usando los canales, posturas y el lenguaje apropiados, sin que eso motive a un ataque encarnizado entre bandos que traten de usar nuestra causa como propia de ellos, sin serlo. No podemos impedir que se debata el caso pero no autorizamos a que se lo mal utilice”.
El Director de Ecuadorinmediato.com expresó en su comunicado que “el caso debe ser canalizado en lo legal, como un legítimo reclamo, para lo cual se actuará ante las instancias jurídicas pertinentes, de lo que se mantendrá informado al público guardando la debida reserva que el tratamiento de estos temas requiere, sin caer en el escándalo innecesario que no ayuda a que se haga efectiva justicia en nuestro reclamo”.
Francisco Herrera Aráuz ha señalado, además: “Agradezco las muestras de solidaridad de algunas de las personalidades del Gobierno de Ecuador, sobre nuestro caso, y por ello les pido que mantengan una postura distante y respetuosa en el tema, que no lo utilicen en ningún sentido hasta que haya una resolución justa. Una intervención indebida puede generar que se aprovechen otros sectores para politizar el caso y destruir el verdadero sentido de nuestro reclamo”.
“De igual forma le pido a los sectores políticos, sociales y de oposición que se abstengan de usar nuestra causa como su bandera, con reacciones que indispongan a la comunidad nacional. Especialmente por mensajes de algún concejal de Quito que ahora se opone a este acto de su propio Cabildo contra nosotros y pide que se difunda su oposición. No lo vamos a hacer, no queremos ser utilizados para nada ni por nadie. Siempre he creído que los excesos en sus reclamos en este tema de las libertades, especialmente cuando se han desbordado a instancias internacionales, con insanos propósitos, le ha hecho daño a la imagen del Ecuador, lo que no lo podemos permitir”.

Desde la Redacción de Ecuadorinmediato.com, los periodistas y trabajadores de este medio, exponen junto a su Director General:
“Lamentamos el silencio de nuestros colegas periodistas, medios, gremios y entidades de presunta defensa de las libertades de la prensa, que suelen aparecer en estas campañas como actores políticos.
“Por ahora su extraño comportamiento da para la sospecha de que defienden solo cuando les conviene, o que no cuestionan si quien viola las libertades es de sus simpatías, por más evidente que sea el atropello. Tienen una actitud cómplice. Han perdido su oportunidad a lo largo de estos días de mostrarse cuan honestos son sus reclamos si de libertades se tratan. Por ahora sería honrado que por lo menos no nos miren a nosotros cuando vuelvan a escandalizar a la nación con sus poses de defensores y recuerden por qué han callado en este caso”.

Esto lo decimos –explican Aráuz y sus periodistas- porque en la opinión pública hay una molestia contra estos actores políticos que no se han pronunciado frente a la denuncia en nuestro caso, este sí de verdadera violación a las libertades de la prensa, y si se leen los mensajes en las redes sociales hallarán cuestionamientos muy duros y muy críticos en su contra. Y, como vemos que hay una tendencia de ataque especial debemos consignar, en honor a la verdad, que Fundamedios sí emitió una alerta sobre el tema la noche del 19 de Mayo de 2014, por vía twitter, señalando que desde la administración municipal del alcalde de Quito, Mauricio Rodas, se impidió la transmisión de nuestro programa, atentando contra nuestra labor. Que no lo digan los otros medios (los todavía poderosos), solo ellos lo sabrán.
“Queremos eso sí destacar las voces solidarias de nuestros lectores en las redes sociales de Twitter y Facebook, son cientos de ellas, más las acciones periodísticas manifiestas en este caso, como la Agencia Andes, El Ciudadano, El Telégrafo, GamaTv, EcuadorTV. Un gracias especial a Rubén Darío Buitrón y su primera muestra pública de apoyo, así como los periodistas Orlando Pérez, Holguer Guerrero, Juan Carlos Gómez y Omar Vinicio Luna, que han hecho públicos sus reclamos y defensa frontal a nostros por el atropello. Hay muchos otros mensajes personales, llamadas telefónicas y comportamientos honestos que en estos momentos ayudan. Suplicamos a la comunidad nacional que debata este tema sin ofensas ni insultos en sus mensajes, eso no ayudará en nada a solucionar la controversia jurídica y democrática que estamos llevando adelante”.
En otro gesto de nobleza, tan distante de la prepotencia de los dueños de los medios de comunicación privados cuando se tocan sus intereses, Herrera termina por pedir el debido respeto para el señor Alcalde de Quito como para su medio de comunicación, enfrentados en este penoso incidente. “Mucho ayuda una actitud prudente ya que a fin de cuentas el peor castigo para quienes querían callarnos será nuestro silencio”.
Francisco Herrera merece un agradecimiento profundo de quienes queremos ejercer el oficio con dignidad y altivez.
Pero el alcalde Mauricio Rodas tendrá que pensar con serenidad que, como dice el viejo refrán, una cosa es con violín y otra con guitarra.
(Eso si le dejan los grandes medios que están detrás, los prepotentes dueños, protectores y propagandistas de su campaña, que ven en él la “esperanza” para ser el presidente de la derecha el 2017. Y aquellos medios de la AEDEP a los que sirvió desde la fundación Ethos haciendo estudios combativos a favor de la libertad de expresión en el Ecuador).