el_padrino_1_wallpaper

Creánmelo: no es una buena noticia que tras los dos goles que convirtió frente a Honduras, la mafia de la FIFA nombre al delantero como el “Superman” de Ecuador y como el “jugador del partido”.
Cuando la FIFA hace algo así, pretende mucho más que eso.
¿O ustedes piensan que es tan rápida la (¿supuesta?) decisión de algunos clubes europeos de cotizar a Enner Valencia? ¿Tanta agilidad gratuita?
Por algo será que algunos críticos de la FIFA representan las reuniones de Joseph Blatter (el actual presidente) con la famosa película El Padrino I, dirigida por Francis Ford Coppola, en la que el actor Marlon Brando (que interpreta a Vito Corleonne, capo de la mafia) da órdenes radicales a sus hombres de extrema confianza y a sus matones.
El periodista Federico Gianmaría investigó uno de los ejes de que está detrás del “inocente fútbol” que vemos miles de millones de aficionados.
Según Gianmaría, en diciembre de 2010, el continente americano se despertó de su inocente sueño. Lo dice el singapurense Wilson Raj Perumal, cerebro de la mafia de las apuestas más importante del planeta. Y se refiere a lo que pasó en Córdoba capital la noche que la Sub 20 de Argentina le ganó a la de Bolivia en la cancha de Belgrano.
La noche de los 12 minutos de alargue que dio el árbitro húngaro Lengyel Kolos hasta inventar un penal que permitió el 1 a 0 para los chicos rioplatenses dirigidos por Walter Perazzo.
A cuatro años de aquel suceso, el propio Perumal reveló en un libro (“Kelong Kings”, escrito por los periodistas Alessandro Righi y Emanuele Piano), lo sucedido en Córdoba, y confirmó un hecho que luego fue mostrado al mundo por la Policía Europea (Europol) como ejemplo de la mafia de las apuestas en el fútbol.

Aquel mundial juvenil, obviamente, reportó grandes ganancias porque gracias al resultado final hubo muchos negocios de dirigentes y “representantes” para comprar y vender a los mejores jugadores.
En el 2014, el diario digital argentino Mundo D preguntó a uno de los eternos miembros de la FIFA (así como “nuestro” Luis Chiriboga, a quien ningún medio local se atreve a investigar) cómo incrementó su patrimonio desde que fue presidente por largos años de la Asociación de Fútbol Argentino.
Leamos lo que dice Mundo D:
En un informe que pudo verse en la noche del domingo en el programa La Cornisa, buscó respuestas al incremento exponencial del patrimonio de Julio Humberto Grondona, titular de la Asociación del Fútbol Argentino.
En ese contexto, la producción del programa que se emite por América TV presentó una breve entrevista al directivo afista en el que responde acerca de este tema.
“¿Cómo hizo para incrementar su fortuna, Julio?”, le preguntó el cronista. “Trabajando”, respondió Grondona, para luego agregar: “Andá a ver lo que tengo. Mi papá me dejó mucha plata”.
Grondona, sin embargo, era apuntado por diferentes investigaciones sobre los fondos que manejó a lo largo de toda su carrera como dirigente.

El mismo diario, que investiga a fondo a la FIFA, denunció hace poco que el dirigente suizo Joseph Blatter será candidato a la reelección de su cargo de presidente de la FIFA, en las elecciones en junio de 2015.
El dirigente, de 78 años, ocupa el influyente cargo desde 1998 (van 16 años), cuando reemplazó al brasileño Joao Havelange, que se mantuvo 24 años en el poder del fútbol profesional planetario.
Según el diario suizo Blick, Blatter dijo: “Yo soy candidato. Mi mandato se termina, pero mi misión no ha terminado”. Al diario se le olvidó preguntar: ¿cuál misión?
Es muy probable que en las elecciones del próximo año su contendiente sea el actual presidente de la UEFA europea, el ex futbolista francés Michel Platiní, quien anunciará si se presenta tras el Mundial de Brasil.
Hasta ahora, sólo el francés Jerome Champagne, ex subsecretario general de FIFA, se ha declarado candidato, pero el mismo admite: “No creo que pueda vencer a Blatter”. Entonces, ¿para qué se presentará? ¿Para hacernos creer que hubo elecciones democráticas con varias alternativas por elegir?
Hasta el momento hubo ocho presidentes en la FIFA: Robert Guérin (Francia, 1904-1906), Daniel Burley Woolfall (Inglaterra, 1906-1918), Jules Rimet (Francia, 1921-1954); Rodolphe William Seeldrayers (Bélgica, 1954-1955); Arthur Drewy (Inglaterra, 1955-1961); Stanley Rous (Inglaterra, 1961-1974), Joao Havelenge (Brasil, 1974-1998) y Blatter.
A los grandes apostadores y a los “dueños” de los derechos de los futbolistas (la esclavitud del siglo XXI) les conviene tener a su lado a un amigo que no moverá nada. Que lo sabe todo. Y que, pese a saberlo todo, mira a otro lado.
Porque los pases de jugadores, la venta, la compra, los porcentajes a los representantes y las apuestas, los millones de dólares que circulan por debajo de las mesas, son los fantasmas de carne, hueso y dinero que no logramos percibir quienes tanto nos emocionamos cuando ganan nuestros equipos y cuando destaca alguno de nuestros jugadores en los mundiales de la FIFA.
Nombrarle “Superman” del Ecuador a Enner no es gratuito. Algo se estará cocinando en la putrefacta trastienda dirigida por Blatter.
Como buitres estarán sobrevolándote los dirigentes eternos, los empresarios, los cazatalentos, los representantes, los agentes. Todos en busca de sacar una buena tajada a tu talento. Y eso hasta puede desconcentrarte y marearte horas antes del crucial partido contra Francia (quizás, justamente, con esa intención).
Así que, ten cuidado, Enner. Ya estás en la mira de la FIFA.
_______________________________
Fotograma de El Padrino I

Anuncios