Etiquetas

, , , , , , , ,

La reciente dimisión del extitular de Conagua mexicano, David Korenfeld, luego de ser fotografiado y denunciado en Facebook por su vecino, en el momento de utilizar recursos públicos para fines particulares, pareciera un triunfo de los ciudadanos.

La delación política, a través del nuevo espacio público que representan los social media, contribuye al incremento de la vigilancia pública sobre la política formal.

En su libro Política Vigilada (2011), Antoni Gutierréz-Rubí reinterpreta el significado de “El poder de los sin poder” una expresión de Václav Havel, en el nuevo contexto del uso de la internet y las redes sociales.

Gutiérrez-Rubí señala que se abre paso lentamente una nueva fuente de conflictividad y de observancia crítica.

El descrédito de la política formal y el deterioro de la reputación de sus representantes puede dar pie a la ruptura de la cultura corporativa que protege y preserva el estatus laboral o profesional de los representantes políticos.

En algunos casos, las trampas o los excesos de confianza han jugado un papel clave. Esta disfunción entre lo que se piensa, se dice y se hace, deteriora enormemente la credibilidad política. Veamos tres casos más en México:

  1. La #LadyProfeco Andrea Benítez, hija de quien fue titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, desató un escándalo al pedir al personal de la Profeco que acudiera a un restaurante donde no le dieron la mesa que quería. Luego de la clausura del establecimiento, llovieron las críticas en redes sociales y vino la remoción de Humberto Benítez Treviño. escandalo01
  2. Heliodoro Díaz Escárraga renunció a su cargo de coordinador regional en el Infonavit, tras publicar en Facebook una foto de su hijo en un Porsche con un comentario que indicaba que él había regalado ese auto. Ambos renunciaron a sus respectivos cargos; el hijo, de nombre Heliodoro Díaz Aguirre, al de subdirector jurídico de Liconsa.escandalo02
  3. Gilberto Sánchez Ortíz duró sólo 22 horas en el cargo de director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, luego de la filtración de unas publicaciones en su cuenta en la red social Facebook en contra del magisterio oaxaqueño, e imágenes de mujeres semidesnudas.#ladyprofeco

Es evidente que estos representantes públicos se enfrentaron al escrutinio de unos ciudadanos críticos y atentos a los abusos del poder.

El poco cuidado de las implicaciones que tiene convertir su vida privada en pública los enfrenta ante la vergüenza de quedar al descubierto por la falta de prudencia o desconocimiento de los medios sociales.

Lo relevante es que la política es vigilada desde dentro y fuera de las instituciones.

Tanto por los empleados como por los ciudadanos. La política será denunciada anónimamente y púbicamente. Los ciudadanos ya no están indefensos; tienen un móvil en la mano que puede filmar y fotografiar pero, sobre todo, compartir en la red y viralizar de manera instantánea.

______________________

Por Javier Sánchez Galicia                                                               Mexicano. Consultor en comunicación política para gobiernos estatales y municipales, especializado en Comunicación de Crisis. Con 17 años de experiencia, ha participado en mas de 120 campañas electorales. Director General de Kratos, consultoría en Estrategia y Comunicación y presidente del Instituto de Comunicación Política.

Anuncios