Etiquetas

, , , , , , , , ,

foto observatorio de medios

Armar un observatorio de medios, realmente independiente, sin fungir de serlo sino, simplemente, siéndolo, es imperativo en el Ecuador.

No hacerlo es asumir una actitud irresponsable frente a la sociedad y al proceso de cambio por el que camina el Ecuador.

Aquí presento unas ideas para que llevarlas adelante con financiamiento  independiente y con periodistas, analistas, estadísticos y expertos que realmente aporten con elevar la calidad de los contenidos que emiten los medios en el país.

  1. Un observatorio es una entidad dedicada a vigilar y evidenciar al poder mediático en la región y a revelar y evidenciar las relaciones de poder político, económico, bancario y empresarial en el Ecuador y en el continente.

2. Un observatorio analiza y vigila que haya una comunicación ajustada a los principios de la Constitución de la República y de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC). Busca también generar impacto social, inclusión e impulsar la activación de los mecanismos de participación y contraloría social.

3. El observatorio consolida una serie de contenidos vinculados con:

Calidad y pertinencia de los contenidos

Incentivo a la producción nacional

Inclusión social (en los contenidos y la organización institucional)

Interculturalidad

Participación ciudadana

Educomunicación

Responsabilidad Social

Contenidos educativos, libres de discriminación, violencia y sexismo.

Cumple o supera la cuota de programación nacional y nacional independiente.

______________________________________

PROPÓSITOS Y OBJETIVOS

  1. Un observatorio tiene como propósito fundamental evidenciar que el mayor poder fáctico mundial es el poder mediático y que este, disfrazado de “prensa independiente”, pretende gobernar los países y las sociedades de acuerdo a los intereses que representa y encarna.

2. Un observatorio denuncia al país y al mundo, por medio de sus diversos programas y eventos, y gracias a sus enlaces en este y otros continentes, que aquel poder es superior, incluso, al financiero, con el cual se halla sistemáticamente hermanado.

3. Un observatorio revela que ese poder fáctico tiene en el mundo y en la región organismos internacionales que se enmascaran en la defensa de la supuesta libertad de prensa y de la libertad de expresión para defender los más intereses de quienes pretenden controlar el mundo.

4. Un observatorio muestra las relaciones de poder económico y político entre los gremios internacionales y los medios locales, que se parapetan detrás de un discurso de objetividad e imparcialidad para sostener los proyectos que el poder fáctico tiene en cada continente y en cada país.

5. Un observatorio hace que el público identifique con claridad a organizaciones que escondidas detrás de la defensa de aquellas libertades protegen grandes negocios e intereses particulares desde la comunicación.

6. Un observatorio deja en claro que todos esos organismos que protegen los intereses de los grandes medios no defienden la libertad de expresión ni los derechos humanos, sino únicamente los privilegios del gran capital.

7. Un observatorio diseña, produce y difunde programas, segmentos y espacios en los cuales los ciudadanos pueden expresar sus inquietudes, demandas, exigencias y reclamos en relación con el daño que la mayoría de esos medios han hecho y siguen haciendo a las sociedades y a los países.

8. Un observatorio pone especial énfasis en mostrar que lo que la gran prensa llama “líneas editoriales” (matrices mediáticas ideológicas y empresariales) no son sino maneras de censurar contenidos que afecten a los poderes que defienden.

9. Un observatorio difunde, promueve y conciencia a los ciudadanos sobre el avance de la comprensión de los ciudadanos en torno al tema de los medios como actores políticos.

10. Un observatorio cuenta con espacios públicos analíticos, de debate y de reflexión, para que los ciudadanos tengan cada vez más conciencia de la  manipulación mediática.

11. Un observatorio muestra, por ejemplo, la noticia bien hecha y hace la pedagogía para que la audiencia sepa distinguir entre las matrices mediáticas ideológicas particulares y la información veraz, verificada y contextualizada en función del bien común.

12. Un observatorio educa a la gente con el propósito de  promover la construcción del ciudadano mediático, es decir, un ciudadano capaz de reflexionar y discernir por él mismo, sin que ninguna institución o entidad estatal haga de “tercer ojo” o “gran hermano”.

13. Un observatorio recuerda permanente al ciudadano sus derechos, mediante recursos que se emiten y difunden sistemáticamente y que tienen relación directa con las políticas vinculadas a la comunicación social y a otros aspectos esenciales.

14. Un observatorio mantiene permanentes contactos con observatorios de otros países promueve encuentros, foros, paneles, seminarios, charlas magistrales, etcétera.

15. Un observatorio lucha por plantear ante las entidades competentes, como la Asamblea, el ministerio de Educación y los mismos medios privados y gubernamentales, la urgencia de establecer espacios, cátedras o materias en el pénsum académico de escuelas, colegios y universidades que ayuden al ciudadano a leer críticamente los contenidos de los medios y discernir lo que conviene o no leer, escuchar, mirar o navegar.

Anuncios