fotografía BBC

Un periodista de la BBC, John Darvall, ha arremetido contra su propia carrera en la cadena británica.

La forma insensible sobre cómo los medios cubrieron la trágica muerte de su hija, Polly, le llevó a dejar al descubierto sus pensamientos acerca de la BBC y de la gran prensa británica en su conjunto, en un blog escrito con el corazón.

Los medios trataron de manera sensacionalista la información específica acerca de su familia y hasta promovieron su tragedia.

“Este pobre periodismo fue probablemente el peor día de toda mi vida”, dijo Darvall, y provocó la crítica más contundente a los medios tradicionales.

“Los medios me han demostrado por qué no son el futuro de las noticias”.

Darvall elogió Internet como el bastión de los medios de comunicación real: “Nos permite llegar a nuestras propias conclusiones mediante la comprobación de nuestros propios hechos. Realmente no podemos confiar en los medios tradicionales para hacerlo bien o adecuadamente”.

Si ni siquiera pueden obtener sus datos correctos, ser de confianza con información clara y luego informar con precisión, ¿es extraño que todos estamos deviniendo a Facebook, Twitter y otras fuentes de Internet para nuestra noticias e información?

“ME AVERGÚENZO DE SER PERIODISTA”

Me avergüenzo de ser periodista, escribió Darvall y nos dejó con un consejo: no hay que confiar en nada de lo que se lee o ve en los grandes medios.

¿Podemos confiar en la BBC?

La BBC es la envidia de muchas partes del mundo: un medio libre de intereses creados y libre para servir al público por el bien mayor. Si observamos la línea editorial de Fox News en los EE.UU., nos quedamos agradecidos.

Un público debidamente informado es la base de cualquier democracia significativa y un medio de comunicación de propiedad pública puede eludir la posición de los poderosos como los “guardianes” de la información.

Esto creemos de la BBC, pero la realidad es todo lo contrario.

Un importante análisis de contenido de la Universidad de Cardiff revela que la BBC es, de hecho, pro-empresarial y de tendencia conservadora en su cobertura, contrariamente a las afirmaciones de George Osborne que la BBC tiene una inclinación “anti-capitalista”.

El estudio encontró que en la BBC, representantes de las empresas superaban en número a los portavoces sindicales en una proporción de más de 5 a 1 en 2007, y de 19 a 1 en 2012.

La investigación sobre la cobertura de la BBC de la crisis financiera de 2008 reveló una línea pro-empresarial similar, casi totalmente dominada por los bancos de inversión, corredores de bolsa y otras voces.

No sólo da voz desproporcionada a las grandes empresas, pero le da más tiempo al aire  a los conservadores.

Cuando Gordon Brown estaba en el poder en 2007, su cobertura fue superior a la de David Cameron en una proporción de 2 a 1. Esto es lo que se espera: que el actual primer ministro tenga más tiempo en el aire.

Pero, en 2012, la cobertura de Cameron superó a la de Ed Miliband (opositor) por doble que la relación (4-a-1).

Se podría decir que la renuencia laborista para poner a Miliband es la razón de esto.

Sin embargo, el estudio encontró casi la misma disparidad cuando se comparan los miembros del gabinete y ministros a sus contrapartes en el gabinete en la sombra.

Bajo un gobierno conservador en 2012, la cobertura a los ministros fue superior a la de sus exhomólogos por más de 4-a-1.

Mientras tanto, bajo el gobierno laborista de 2007, los ministros superaron a sus homólogos conservadores solo en un 2-a-1.

Darvall también cuestionó la forma en que los miembros de la BBC Trust se seleccionan.

La BBC Trust es el órgano que rige y regula la corporación. En la actualidad, la Reina nombra a los miembros de la BBC Trust en el consejo editorial. Esto ha llevado a un servicio público gestionado por personas con un fuerte negocio y afiliación política.

Rona Fairhead se hizo presidenta de la BBC Trust por recomendación del ex secretario de Cultura conservador, Sajid Javid. Ella es miembro de la junta directiva de varias grandes empresas, como PepsiCo y HSBC. Ella es también embajadora para el comercio e inversión órgano de gobierno del Reino Unido.

La vicepresidenta, Diane Coyle, se siente parte del grupo consultivo para EDF y es directora general de ‘la Ilustración Economía’, una consultoría económica para grandes clientes corporativos.

El presentador de programa político insignia de la BBC política diaria es Andrew Neil, presidente de la cadena de noticias conservadora ‘El Espectador’ y editor de la revista “The Business”.

El editor de negocios es Kamal Ahmed, del derechista Sunday Telegraph, que fue reprendido por The Guardian por “golpear los tambores de guerra para la invasión a Irak”.

Dicho grupo desproporcionado es el órgano regulador encabezado por magnates. Y esto no se puede evitar porque promueven una agenda particular y manejan una ideología acorde a sus intereses.

Vale la pena luchar por la BBC. El concepto de medio público es excelente, pero necesita una reforma enorme.

El gobierno no debe limitarse a creer en el órgano regulador. La BBC Trust debe ser representativa de la población a la que se supone que sirve y no dejar pasar por alto los intereses creados.

Cuando Darvall dice que no hay que confiar en nada de lo que leemos en los medios de comunicación, su consejo incluye hasta a la BBC, que a menudo se considera el estándar mundial del periodismo público y honrado.

______________

Tomado de THECANARY.CO

 

Anuncios