espionaje-personal-al-facebook-ilustracion

Rubén Darío Buitrón

Los dioses observamos la realidad desde nuestro cielo (I)

Ayer me sorprendí cuando una colega que, al parecer, estaba navegando con cierta abulia por las redes encuentra la página de Facebook de un vigilante de tránsito del Guayas. En las primeras imágenes, como ella misma lo sugiere, se ve un hombre musculoso, atractivo, que llama la atención de las mujeres por su porte y su garbo. Luego, la colega hace un comentario en el que da a entender (porque todo es en doble sentido) que el vigilante no ha sido lo que aparentaba, sino otra cosa (¿gay, talvez?)

Los dioses observamos la realidad desde nuestro cielo (II)

Nuestra querida colega es popular y, por tanto, tiene un buen puñado de seguidores en su página de Facebook. Al compartir las fotos personales del vigilante de tránsito, unas en la calle, ejerciendo su oficio, y otras en la intimidad, sin permiso de la persona cuya imtimidad está siendo expuesta, generó decenas de comentarios de todo tipo, la mayoría de ellos en alusión a la sexualidad del vigilante de tránsito, pero algunos en tonos homofóbicos y otros en lenguaje burlón.

Los dioses observamos la realidad desde nuestro cielo (III)

Conozco de la ética profesional y humana de la colega, pero también sé que tiene ,muy buen humor y que gusta tomar la vida sin dramas ni patetismos. Si es posible hacer de la existencia cotidiana una experiencia agradable, descomplicada, entrenida, ella casi siempre está buscando maneras de hacerlo y no solamente para su satisfacción o placer sino para que sus amigos, seguidores y fans nos divirtamos con sus ocurrencias.

Los dioses observamos la realidad desde nuestro cielo (IV)

Hay una delgada línea roja entre lo posible y lo imposible, lo privado y lo íntimo, el juego y el respeto , la intimidad (¿hay intimidad en redes sociales que todo el mundo puede ver?) y lo público. Hoy ella tuvo la decencia de buscar al hombre y entrevistarlo, pidiéndole disculpas. Pero me queda una duda: ¿Hasta qué punto tenemos derecho a jugar con la imagen de otras personas sin conocerlas, dejando que cualquiera le diga lo que quiera?

Anuncios