Walles, Jimmy

“Los periodistas y los ciudadanos trabajarán mano a mano en Wikitribune”, asegura Jimmy Wales.

A Jimmy Wales, el fundador de Wikipedia, le molesta especialmente “que la gente tome decisiones basadas en mentiras e informaciones falsas”.

Por eso ha decidido crear Wikitribune, a tiempo para las elecciones generales en el Reino Unido el próximo 8 de junio, pero con la intención de ir mucho más allá.

Wales se propone trasladar el modelo Wikipedia al periodismo, aunque poniendo un énfasis especial en la transparencia y el fact checking, para contrarrestar la avalancha de fake news que ha comprometido la fiabilidad de los medios (los digitales y los tradicionales).

Wales se ha apoyado entre otros en el profesor de Periodismo de la CUNY Jeff Jarvis, creador de BuzzMachine, y en la actriz y activista Lily Cole, fundadora de Imposssible, para el lanzamiento de su nueva iniciativa, que aspira a romper moldes en el periodismo digital.

“Por primera vez, los periodistas profesionales y los ciudadanos periodistas trabajarán mano a mano y como iguales, escribiendo las noticias según ocurren, editándolas sobre la marcha y creando una comunidad de comprobadores de datos“, advirtió Wales, que empezó a concebir la idea cuando escuchó por primera vez a la asesora de Donald Trump, Kellyanne Conway, justificando la difusión de “hechos alternativos”.

Pese al vínculo personal de Wales, Wikitribune no está afiliado con Wikipedia ni con la Wikimedia Foundation.

El nuevo medio aspira a financiarse inicialmente por crowdfunding (la campaña se inició el 25 de abril) y a contar pronto con una plantilla profesional, reforzada con equipos de voluntarios.

El acceso a Wikitribune será en principio gratuito, aunque Wales ha reconocido que los modelos usados por el New York Times (cobrando a partir de un número de artículos) o por The Guardian (que ha creado su red de “miembros” que contribuyen económicamente a su versión digital) podrían servir de guía para el futuro del nuevo medio.

“Tenemos que desarrollar un modelo para que los medios no dependa exclusivamente de la publicidad online y de la tiranía del click“, ha declarado Wales en el anuncio de la nueva plataforma. Wikitribune no tendrá accionistas, anunciantes o subscritores, sino “seguidores” que pagarán entre 12 y 17 euros al mes, y a cambio podrán participar en la toma de decisiones sobre qué temas deberá cubrir la plataforma.

Los periodistas, por su parte, trabajarán bajo los principios de transparencia total, facilitarán el contenido íntegro de sus grabaciones y accederán a que sus artículos pasen por un proceso de community checking and rechecking“, con la participación de voluntarios que comprobarán (y recomprobarán) los datos.

Por CARLOS FRESNEDA